La Adega Cooperativa da Lourinhã

La Historia

Inicialmente, la Adega Cooperativa de Lourinhã (ACL), fundada en 1957, se dedicaba esencialmente a la producción de vino tinto y blanco. Posteriormente, después de haber sido pionera en la producción de vino suave, pasó a dedicarse también a la producción de brandis. De los más de tres mil asociados que tuvo durante muchos años, la ACL cuenta actualmente con cerca de dos decenas que aún producen casi exclusivamente para la cooperativa. En los últimos años, la producción media anual de uvas fue de 110 toneladas lo que, después de la vinificación y destilación, ha originado aproximadamente 7000 litros de brandy vínico.

La Producción

Desde la formación de la ACL, las variedades de uvas blancas han sido muy importantes, originando vinos de baja graduación alcohólica y de alta acidez total, que años más tarde demostraron ser de excelente calidad para la producción de brandy vínico. Presentemente, de todas las variedades de uvas que pueden ser cultivadas en esta región demarcada, la ACL utiliza las variedades con las que obtiene el mejor brandy. Las más utilizadas por los asociados son: Uvas Blancas (Palomino Fino; Fernão Pires; Seara Nova; Vital y Uni Blanc), Uvas Tintas (Graciano y Castelão).

La Vinificación

La cosecha se hace cuando las uvas tienen un determinado contenido de azúcar, lo que posteriormente producirá una cierta cantidad de alcohol en un determinado vino. El grado alcohólico máximo del vino elaborado es de 10%. La vinificación utiliza métodos y prácticas enológicos tradicionales y legalmente autorizados. Es importante que la uva esté en buen estado para que sea posible producir un vino sin defectos. Por regla general, la cosecha se realiza a finales de agosto o a comienzos de septiembre y dura una semana. Toda la vinificación se realiza por máquinas interconectadas que exigen la presencia del respectivo operador.

La Destilación

Igual que la vinificación, la destilación tiene que ser realizada en la región demarcada. Por regla, la destilación ocurre en los meses de octubre y noviembre. En la destilación es utilizado un sistema continuo en columna de cobre que alcanza un grado alcohólico entre los 74 y los 77%.

El Envejecimiento

Después de la destilación, el brandy pasa por un período de envejecimiento obligatorio (la crianza) en barricas de madera (mínimo 2 años). La calidad, el color, la suavidad y los aromas del vino dependen de este proceso.
Se realiza exclusivamente en barricas de roble portugués y roble francés (Allier y Limousin), de capacidad inferior a 800 litros y con diferentes niveles de tostados en el interior de la barrica (ligero, medio o fuerte). El brandy se presenta puro, sin adición de cualquier sustancia colorante, en particular, el caramelo (responsable de mejorar el color).

El Embotellamiento y el Etiquetado

El embotellamiento y el etiquetado son realizados de una manera totalmente manual y personal desde el momento de la creación de esta región demarcada. Cada botella es numerada y exclusiva lo que torna el producto único y de alto valor.